camisetas replicas lima

Al inicio la junta optó por despedir a Cummings, el administrador contratado para reemplazar a Taylor, pero solo fue cuestión de algunas semanas para que toda la directiva renunciara por la presión abrumadora de los fanes. En la siguiente temporada el equipo terminó décimo sexto en la tabla de la Segunda División, motivo por el cual la afición solicitó a la directiva del club su renuncia irrevocable. Aunque las cosas iban muy bien en el club, la jubilación forzosa de Mercer en 1964 marcó un período de agitación profunda en equipo.